sábado, 23 de octubre de 2021

UN LIBRO: LA MUERTE DEL VAZIR-MUJTAR. YURI TYNIÁNOV



Yuri Nasónovich Tyniánov (Rēzekne, 1894- Moscú, 1943) fue un escritor e historiador literario, además de autor, guionista, poeta y traductor. Pionero de la innovación en la teoría literaria, junto a figuras como Roman Jakobson y Víktor Shklovski, fue uno de los principales valedores del formalismo ruso. Ejerció de profesor de Historia de Literatura Rusa en el Instituto de Historia del Arte de Leningrado entre 1920 y 1931. Biógrafo de Pushkin y Küchelbecker, escribió también novelas históricas en las que aplicó los principios teóricos del formalismo así como una férrea crítica de la sociedad zarista. Murió en Moscú a causa de la esclerosis múltiple que llevaba años padeciendo.

«Yuri Tynianov realiza un trabajo complejo y fascinante sobre la naturaleza de la relación entre la memoria individual, los hechos históricos y la imaginación literaria».

Columbia University Press


https://automaticaeditorial.com/yuri-tynianov

EN SCÈNE ! DESSINS DE COSTUMES DE LA COLLECTION EDMOND DE ROTHSCHILD. LOUVRE PARIS

 

28 octobre 2021 – 31 janvier 2022

PRÉSENTATION

Cette exposition réunit une centaine de feuilles provenant de l’un des plus importants fonds de dessins d’habits de spectacle, celui des volumes de Costumes de fêtes, de ballets et de théâtre au temps de Louis XIV offerts par le baron Edmond de Rothschild (1845-1934) au musée du Louvre.

Leur richesse permet de dévoiler la diversité d’invention des artistes (le Primatice, Jacques Bellange, Daniel Rabel, Henri Gissey et Jean Berain notamment) qui habillèrent les divertissements montés à la cour de France et de Lorraine du milieu du 16e siècle à l’aube du 18e siècle. Les véritables ouvrages textiles ayant disparu pour la plupart, ces dessins sont des sources inestimables pour l’histoire du costume, de la danse, de la musique et des  spectacles en France durant cette période.

Divisée en quatre sections, cette exposition consacre une première salle à l’atelier du dessinateur de costumes qui entend explorer la transmission de modèles entre les  différentes générations d’artistes et les spécificités techniques propres à ce type de dessin. Le parcours propose ensuite au visiteur de suivre les principaux genres de spectacles représentés dans ces recueils : les divertissements équestres, les bals, ballets et mascarades, ainsi que les opéras de Jean-Baptiste Lully.

COMMISSAIRES

Mickaël Bouffard, historien de l’art, codirecteur scientifique et artistique de l'atelier Théâtre Molière Sorbonne ; Jérôme de la Gorce, historien de l’art et musicologue, directeur de recherche émérite au CNRS ; Victoria FernandezMasaguer, documentaliste scientifique au département des Arts graphiques, musée du Louvre.

REMERCIEMENTS

Avec le soutien de Van Cleef & Arpels.

https://www.louvre.fr/en-ce-moment/expositions/en-scene

PICASSO INGRES: FACE TO FACE. NATIONAL GALLERY, LONDON

 3 June – 9 October 2022

'Lesser artists borrow; great artists steal.'

Pablo Picasso

For the first time, Picasso’s ‘Woman with a Book’ (1932) from the Norton Simon Museum, California, will be brought together with the painting that inspired it, ‘Madame Moitessier’ by Jean-Auguste-Dominique Ingres.

Detail from Jean-Auguste-Dominique Ingres, ‘Madame Moitessier’, 1856 © The National Gallery, London

Picasso first encountered the enigmatic ‘Madame Moitessier’ at an exhibition in Paris, in 1921, and was enthralled. Over the next decade, Picasso repeatedly referenced Ingres in his art, and painted ‘Woman with a Book’, one of his most celebrated portraits, in homage to Ingres’s famous work, 11 years later.

For Ingres, a French artist steeped in the academic tradition, the beautiful and wealthy Madame Moitessier represented the classical ideal. Wearing her finest clothes and jewellery, she gazes at the viewer majestically, the embodiment of luxury and style during the Second Empire.

Picasso, born 100 years after Ingres, is famous for a very different, abstract, style of art, but Ingres’s influence is clear. Picasso depicts his model for ‘Woman with a Book’, his then young mistress, Marie-Thérèse Walter, mimicking Madame Moitessier’s distinct pose. The painting balances sensuality and restraint, striking a chord with the eroticism latent beneath Ingres’s image of bourgeois respectability.

‘Picasso Ingres: Face to Face’ is a unique opportunity to see these two portraits, side by side, for the first time, and to trace the continuous thread between 19thand 20th-centuryartistic development.

Exhibition organised in partnership with the Norton Simon Museum, California.

https://www.nationalgallery.org.uk/exhibitions/picasso-ingres-face-to-face

viernes, 22 de octubre de 2021

GONZALO PONTÓN ESCRIBIÓ: “ESPAÑA HA SUFRIDO LAS CLASES DIRIGENTES MÁS CORRUPTAS, REACCIONARIAS E INCOMPETENTES DE EUROPA”

El editor escribe una dura historia de los españoles desde el neolítico al coronavirus centrándose en “el 95% de la población, la que está bajo el pie de las élites”

CARLES GELI

El veterano editor Gonzalo Pontón (Barcelona, 77 años) ha acabado literalmente enfermo tras redactar y publicar España. Historia de todos nosotros desde el neolítico hasta el coronavirus en el sello Pasado & Presente, que él mismo fundó con sus hijos. La culpa la tiene, seguramente, su reconstrucción del pasado partiendo del 95% de la población. “La historia tradicional solo habla de los reyes y los poderosos y sus epopeyas, las élites. A mí me interesaba la gente que está bajo el pie de esas clases dirigentes, su pathos”, explica.

Aunque el libro no es pesimista, al acabar sus documentadas 908 páginas es inevitable pensar que el de España es un problema irresoluble, si se repasa una historia marcada por prebendas y corruptelas, una ancestral mala organización territorial y un peor sistema educativo dejado en manos de una Iglesia poderosísima (”su desasosiego por el dinero es horroroso: bloqueó la creación de institutos públicos de enseñanza media hasta el extremo de que en 1956 solo quedaban en España 119, los mismos que en 1939″). Pero, sobre todo, porque “hemos sufrido las clases dirigentes más corruptas, reaccionarias e incompetentes de toda Europa; Rusia aparte, no creo que exista, en ese sentido, un pueblo más desgraciado en el continente que nosotros”, reflexiona el veterano editor y fundador del sello Crítica, tras el humo de un cigarrillo en el despacho de su casa, donde alberga algunos de los 449 títulos que referencia en su particular manual de una historia de España que bien podría ser un anexo de su elogiado La lucha por la desigualdad (2017, Premio Nacional de Ensayo). “Con este es imposible que gane nada porque muchos de los que mandan quedan fatal: he quemado todas las barcas”.

El editor e historiador Gonzalo Pontón, en el despacho de su casa.

CRISTÓBAL CASTRO

Reconquista y 1714, dos mitos desmitificados

Entre los muchos episodios a los que quita épica están la Reconquista cristiana y la carga simbólica catalana del asedio de Barcelona en 1714 por las tropas de Felipe V. “Lo importante de al-Ándalus es la pata africana de los árabes, que comportaba la llegada a la Península de oro del Sudán y que es el inicio de un incipiente capitalismo primitivo, vinculado por un lado a pagos por protección o, en el caso de los condes catalanes, a la venta de semiesclavos. Cuando esos equilibrios se rompen, empieza a caer todo, no hay otras razones”.

Más dura es la deconstrucción del “mito romántico” del 11 de septiembre catalán. “De los cerca de 40.000 habitantes de la ciudad, la defienden unos 5.000, de los cuales 4.000 son de la Coronela, la milicia que pagan los gremios. Es decir, defendiendo las murallas están los obreros, las mujeres y algún cura porque, mientras tanto, los mercaderes ricos negocian con las provisiones que traen de Mallorca en barcos que dejan en Castelldefels para especular con el precio, embarcaciones que acabarán en manos felipistas, con la consiguiente hambruna en la ciudad. Terminado el conflicto, familias pudientes como los Duran no tardarán ni semanas en ser ya proveedores de Felipe V…”, apunta. Y puestos a escoger un mito catalán que sirva de ariete contra Castilla, Pontón propone a Carlos I, quien, para hacerse con los servicios del genovés Andrea Doria, le regala la ruta catalana de comercio de esclavos del norte de África. “Eso sí dejó hundida a Cataluña durante más de un siglo”.

'La rendición de Granada' (1882), cuadro de Francisco Pradilla y Ortiz.

GETTY IMAGES

Vivir de las rentas

Un triste hilo conductor de la historia de España es, para Pontón, el compuesto por unas clases dirigentes “mezquinas y medrosas” que, ni en el campo ni en la ciudad, “han tenido necesidad alguna de invertir en tecnología o desarrollo porque han gozado de una mano de obra constante, abundante y barata; y porque su mentalidad ha sido vivir de rentas bajo la famosa premisa del ‘más vale poca renta y sin cuidado que muchos negocios sin complicaciones”.

La burguesía liberal del XIX “tampoco es la de la Revolución Francesa, también aspira a ser rentista: nunca entendieron la revolución industrial inglesa; nunca estas clases dirigentes han hecho inversiones industriales de futuro, pero tampoco lo han hecho en ciencia o educación…”, fija el historiador. “Todo se ha movido por pelotazos o a partir de estafar directamente al Estado, como el caso Matesa en pleno franquismo, en el marco de un Estado que ha pagado siempre por sus bonos los intereses más altos de Europa. ¿Para qué invertir si ya ingresas del erario por los juros o los vales reales?”.

Y la práctica viene de lejos: “El negocio de las Américas lo hará toda Europa menos nosotros; Carlos I y Felipe II vivirán del dinero que viene de Holanda y Carlos V acabará pagando intereses de capital al 50%...”. Ni coyunturas tan favorables como la neutralidad durante la I Guerra Mundial fueron aprovechadas porque “industrias como la textil no se desarrollaron estructuralmente, sino que se optó por hacer tres turnos de trabajo, subcontratar o tirar de economía sumergida. Finalizada la guerra, desaparecieron 6.000 empresas y la especulación en divisas acabó hundiendo hasta entidades financieras, como el Banco de Barcelona. Las clases populares no vieron nunca beneficio alguno cuando las bonanzas”. Su análisis de industrias mitificadas como la siderúrgica vasca y la textil catalana demuestra que se han sustentado en “un proteccionismo a ultranza del mercado interior y una represión policial de los obreros. El empresariado nunca ha querido arriesgar el capital, siempre ha esperado una coyuntura favorable que en las fases expansivas crea empleo y en las depresivas, lo destruye”, resume.

La situación ha ido a peor desde el último tercio del siglo XX, durante el cual, según Pontón, la economía española ha vivido “asistida desde el exterior por el capital extranjero, incapaz de generar una infraestructura sólida: se dice que no tuvimos un Plan Marshall, pero, desde un temprano 1949, Estados Unidos empieza a hacernos préstamos”. Esa ayuda económica será de 1.688 millones de dólares entre 1955 y 1964, casi 2.200 millones si se suman los 521 de apoyo militar. “El milagro español fue eso”, dice Pontón. Hasta 1973 hubo crecimientos anuales del 7,5%, junto a una pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores que venía desde 1959. Luego vinieron los beneficios fruto del ingreso en la Comunidad Económica Europea o la introducción del euro, pero “se sigue sin generar una estructura económica sólida, despilfarrando ese dinero en los Juegos Olímpicos y la Exposición Universal de Sevilla en 1992 o la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia o un aeropuerto en Ciudad Real, sinsentidos como la línea férrea Santander-Sagunto de cuando la dictadura de Primo de Rivera”.

Una Transición rosa y un PSOE neoliberal

El manual de Pontón califica la República de 1931 de “burguesa: solo arregló las desigualdades mínimas que impedían instaurar una sociedad capitalista”; el mismo presidente Alcalá Zamora era “un señorito cordobés que obstaculizó la reforma agraria”. Pocos paños calientes usa al abordar la controvertida Transición: “Fue una reforma que conservará lo esencial de la arquitectura del régimen franquista, a la vez que buscará proteger la impunidad personal y asegurar la pervivencia del poder”, escribe. “Tuvo mucho de novela rosa, no se hizo limpieza de nada de la estructura franquista: ni de la judicatura ni de los estamentos policiales y militares, a los que se hicieron concesiones para que no dieran un golpe de Estado, que acabarían dando igualmente en 1981, con un papel ambiguo del rey Juan Carlos″.

También apunta una posible manipulación de los resultados del referéndum constitucional de 1978, que habría tenido una participación inferior a la que se dijo, especialmente en Barcelona y Zaragoza. “No hubo un gran entusiasmo con la Constitución, demostración de que un tanto por ciento de los españoles cree que no están concernidos por la política, que están fuera de ella, y eso deja una democracia débil, cuando justamente se necesita una participación más directa de ese 95% de la población para cambiar las cosas”.

Santiago Carrillo y Felipe González no quedan demasiado bien parados. Lo de Carrillo cree que “es más grave por la historia de muertos y represaliados que arrastraba el propio PCE”, si bien se mostró “muy inteligente” cuando controló la reacción de los militantes tras la matanza de los abogados laboralistas de Atocha (1977). “Ahí se ganó la legalización del partido”, reflexiona. González sale tan trastabillado del libro como su partido, un PSOE que entra en el Consejo de Estado de la dictadura de Primo de Rivera (1924); pacta con la derecha de Gil Robles un apoyo a una futura reinstauración monárquica si salía la opción en un plebiscito (1948), o cuando en la Transición maniobra con un Manuel Fraga que permite mítines del partido aun cuando no está legalizado… “Se entrevistaron; creo que Fraga quería que fueran juntos a las elecciones. Esto no lo escribo porque no tengo pruebas: solo publico lo que es demostrable”, dice, con rigor de historiador.

Entre lo demostrable apunta el dato de que el Gobierno del PSOE de González fue el más privatizador de la historia de España: “Traspasó el doble de las empresas públicas que privatizarían luego los gobiernos del PP; y lo peor: se inventó las contrataciones temporales en 1984, creando la división entre los trabajadores”, resume, reproduciendo un texto del secretario de Estado de Economía de la época, uno de los casi 140 documentos que, irrevocables, pespuntean el libro. Las liberalizaciones del mercado laboral “para tener más mano de obra barata” se radicalizaron en 1994 (PSOE) y en 1997 (PP). “No hay ninguna diferencia en las políticas económicas que aplicaron UCD, PSOE y PP. Ese es el resumen”, concluye.

El ‘procés’

Pontón zanja el procés catalán: “Artur Mas es un neoliberal que recortó más de 5.500 millones de euros en gasto público antes de que empezara Rajoy. Todo ha sido un teatrillo… Para los catalanes de a pie, ser independientes no tendría ventaja alguna porque perderían el refugio de la UE. Los bancos fueron los primeros en ver eso y sacaron sus sedes centrales de Cataluña”, señala. “Estamos, como país, contra la pared”, añade con preocupación.

Pontón maneja, en un estilo que recuerda al de su “maestro de vida y profesional” Josep Fontana, cifras muy recientes: “Casi 100.000 personas se van de España cada año buscando trabajo, la natalidad está estancada y se suicidan 10 personas de media al día”, enumera. El libro está dedicado a sus hijos, pero piensa en sus nietos: “Está escrito para los jóvenes, para que abran sus mentes y digan: ‘Eso no me lo volverán a hacer’, y se movilicen, en la línea de lo que significaron las asociaciones de vecinos en el franquismo”. Cree, firmemente, que “la solución a la mala política es la política, no la revolución”. Es un error esperar que el capitalismo se autodestruya: “No implosionará, sino que se convertirá en una cosa peor: la privatización total del Estado, dejará de existir como tal el Estado del bienestar, precisamente cuando más lo necesitamos”.

Y lanza: “España es hoy uno de los países con más desigualdad de la Unión Europea y esta se ha ido construyendo lentamente a lo largo de la historia. Pero son las decisiones políticas las que la generan, no las divinas; cambiar la actitud de los votantes no es una utopía”. Por eso, dice, se hizo en su momento editor y ahora lanza una tirada de 5.000 ejemplares de su nuevo libro. “Soy editor porque no quiero que la gente sea ignorante; he publicado 2.500 títulos en mi vida no para convencer a los convencidos. Mala cosa si esta España solo la leen los que piensan como yo”. Se conformaría con que, tras su lectura, cale el mensaje de que “igual las clases dirigentes españolas deberían pedirnos perdón”.

https://elpais.com/cultura/2021-10-21/gonzalo-ponton-espana-ha-sufrido-las-clases-dirigentes-mas-corruptas-reaccionarias-e-incompetentes-de-europa.html

jueves, 21 de octubre de 2021

EL FESTIVAL ALBORADA CLÁSICA. DEL AYUNTAMIENTO DE SALOBREÑA Y LA DIPUTACIÓN DE GRANADA

 Alexis Soriano. Director Artístico   

Nuevas fechas acordadas con Diputación, Ayuntamiento y artistas, debido a la pandemia

Del 22 al 23 de Octubre

Un Festival de músicos extraordinarios en el que se combinan conciertos, clases y ocio. El entorno privilegiado de Salobreña acoge con su templado microclima, a una pléyade de grandes músicos en un magnífico hotel, con todas las comodidades y a un paso de la playa.

Clases, conciertos diarios de música de cámara y orquesta, a cargo de alumnos y profesores y un concurso dentro del curso, son las actividades principales del Festival, así como una excursión organizada para visitar La Alhambra.

INTERCAMBIO CULTURAL

El curso ofrece la posibilidad de experimentar una gran experiencia artística  humana con músicos de las más diversas procedencias interactuando sobre la escena y en el día a día.

ORQUESTA RESIDENTE

Se conforma para el evento, con músicos principalmente Españoles que acuden de Málaga y otros lugares de Andalucía para colaborar en los conciertos y alojarse en el mismo lugar.

23 OCTUBRE 

21.00 h.

GALA DE SOLISTAS

Auditorio de Salobreña

Gala de solistas; canto, violín y piano

JOANA THOMÉ DA SILVA, Mezzo

ALFREDO GARCÍA, Barítono

GALA PEREZ-IÑESTA, Violín

JUAN CARLOS CORNELLES, Piano

Precio:15 Euros

EL PRECIOSO CAMINO DE DANTE. LA DIVINA COMMEDIA EN LAS JOYAS DE PERCOSSI PAPI - XXI SETTIMANA DELLA LINGUA ITALIANA NEL MONDO

Reseña de la visita de los responsables del taller de orfebrería Percossi Papi, Roma

Siempre es un placer enorme llegar al Istituto italiano di Cultura en Madrid, al filo de la calle Mayor, casi junto a La Almudena y el Palacio Real, en un antiguo palacio renacentista. 

El recibimiento es principesco: todas las personas que dirigen y organizan las actividades y la propia vida de este centro cultural dependiente de la Embajada de Italia en la capital española, forman un compacto proyecto de atención en servicio de la cultura y la lengua italiana, un must en la historia de Europa y del mundo. La directora, Signora Pappalardo y su equipo.

Clasicista, arquitecto, el fundador en los años sesenta de esta casa de joyería (un "fare"), un arte, que siguen volcando y transmitiendo sus herederos familiares a través de los siglos, la sabiduría, el estilo, el calor de una artesanía inigualable. No es en este caso la orfebrería un saber hacer elitista, simplemente caro o para unos pocos, sino otra metáfora de realidades culturales, artísticas o literarias, como en este caso, la plasmación en alhajas, utilizando el hilo conductor de una obra grande la literatura universal, la Divina Comedia de Dante.

La primera vez que leí a Dante, fue en una mala traducción al español en Buenos Aires, hace muchas vidas (estaba en la Universidad, estudiando Filología), por lo que decidí, con una amiga que sabía italiano, aventurarnos en la inmersión de una buena versión original en lengua italiana del Inferno.

No fue fácil, pero fue apasionante. Leíamos en voz alta (gran invento mío de aquella época cuando la situación era difícil, que todavía uso para saber si está equilibrada una frase) que había recogido en parte de mis maestros de secundaria, que siempre nos recitaban poemas, cuentos, obras de teatro y nos hacían repetir y continuar esta tradición.

Escribí unas cuantas páginas en aquel papel cebolla que servía de copia para trabajos a máquina, lleno de los agujeros que dejaban las marcas de una Olivetti portátil. Lo presenté y versaba sobre las cofradías masónicas y la simbología de los colores que poblaban las estrofas del padre del idioma italiano.

Años después, en lo que ahora es el Spazio Dante en el Istituto, me preparaba un señor tan acogedor y buen anfitrión como los actuales, un capuccino para atemperar los fríos o las lluvias de Madrid. En esas épocas me daba clases particulares, gratis, el director del Istituto en su despacho de Mayor, otro romano como los joyeros de referencia, el profesor romano Gerardi.

El maestro estaba muy dolido por la pérdida de su esposa y me comentaba, entre líneas,con una contención y discreción absolutas,entre conjugación y gramática aplicada italianas, que existía una relación fraterna entre el sufrimiento moral y emocional y el daño corporal o las enfermedades físicas. Fue la primera vez que oí lo que luego se definiría como "enfermedades de origen psicógeno" o "somatizaciones".

La vida en esos años era plural, rica, se deslizaba con suavidad y gracia, en la armonía, a pesar de la velocidad que se le imprimía a todo. El profesor Gerardi cuando me quedaba sola en casa toda la semana, me in vitaba a comer marisco en el restaurante vecino de la Toja o cuando estaba acompañada, a su casa, en la zona de Moncloa. Se jubiló y nunca supe más de él pero al tiempo una funcionaria del Istituto, me comunicó que había fallecido. 

Este es mi recuerdo, y mi homenaje, porque me permitió recuperar con esos estudios, en ese ambiente creador y amigable, la memoria de aquel abuelo calabrés que nunca tuvo los documentos italianos en orden cuando llegó a Argentina, porque la existencia y la trayectoria de aquellos migrantes legendarios no estaba para burocracias.


Estar en el Spazio Dante, viendo cómo los orfebres nos ofrecen la visión exquisita de sus joyas, policromas, preciosas, hechas con elegancia y donosura, con entrega, es como volver muy atrás en el tiempo vital y social, de una Madrid y unas historias que, ahora, escritas y compartidas, confío en que no se pierdan para siempre.

Alicia Perris

Información del Istituto Italiano di Cultura de Madrid

En el ámbito de la XXI Settimana della Lingua Italiana nel Mondo, el próximo 21 de octubre a las 12.00 horas en el IIC Madrid se presentará el proyecto del taller Percossi Papi de Roma para descubrir cómo el Sommo Poeta ha sido fuente de inspiración para una producción artística de joyería que interpreta la Divina Commedia.

¿Qué relación tiene Dante con el arte de la joyería? Con motivo del 700º Aniversario de la muerte de Dante, el taller Percossi Papi rinde un homenaje al Sommo Poeta ilustrando el camino de Alighieri en la Divina Commedia con joyas y objetos artísticos.

Caronte, Minotauro y las Erinias introducen el Infierno con formas inquietantes y riquísimas. En el Purgatorio la envidia, la ira y la avaricia representan los vicios capitales más temidos. El Paraiso brilla con joyas, miniaturas y luz. Instalaciones artísticas y objetos valiosos, contemporáneos y antiguos, subrayan la absoluta actualidad de esta obra.

Mañana, también el audio live y la reseña personal.

Alicia Perris

ATELIER PERCOSSI PAPI

Via Sant'Eustachio 16
Pantheon
00186 Roma
Roma
Italy

CONTATTACI

miércoles, 20 de octubre de 2021

THE KING’S ANIMALS. (LES ANIMAUX DU ROI), EXPOSITION AU CHÂTEAU DE VERSAILLES

 12 OCTOBER 2021 - 13 FEBRUARY 2022

From its location in the heart of a vast forest in the Île-de-France region, the Palace of Versailles has always fostered a new relationship with the animal kingdom. From animals as objects to be studied or collected to those used as political attributes and symbols of power, what were the relationships between the Court and the domestic, wild and exotic species of the animal world?

The exhibition aims to illustrate the bond between the Court of Versailles and animals, whether “companion animals” (dogs, cats and birds, mainly), exotic beasts or “wild” creatures. No study of the Palace during the reign of Louis XIV would be complete without considering the Royal Menagerie, which the Sun King had installed close to the Grand Canal. It was home to the rarest and most exotic animals – from coatis to quaggas, cassowaries to black-crowned cranes (nicknamed the “royal bird”) – constituting an extraordinary collection in which the king took ever greater pride.

The animals in the menagerie were also a great source of inspiration for the artists of the time: they helped Claude Perrault with his Natural History, as well as serving the Royal Academy of Sciences as subjects for dissections and, later, Louis XV and Louis XVI, in their naturalism pursuits.

As well as the actual animals that were collected and studied, animal symbolism was used to represent power. The exhibition illustrates the link between the establishment of Versailles as a seat of power – from the construction of the Palace itself on the site of Louis XIII’s old hunting lodge – and animal symbolism.

Part of the exhibition is devoted to the daily hunt – a key activity pursued by warrior kings in times of peace as a form of training and demonstration of power. Consequently, it features prominently in royal iconography.

The exhibition aims to shine a new light on the animals of Versailles and help visitors discover the key aspects of animal life on the Estate. The symbolic and political natures of animals are also evident in the décor of the Palace. Their use as symbols, particularly those inspired by ancient and medieval stories of nature, is extensive, bringing a new dimension to Versailles.

In addition to decorative items from the interior of the now long-lost menagerie – in particular, the paintings by Nicasius Bernaerts – there are well-known garden sculptures, such as those in the Latona Fountain and the Maze. The latter, which no longer exists, comprised no fewer than 300 animals made from lead, arranged into a scene from Aesop’s fables and depicting a vision of the world in which animals make political, often moralising, always educational, pronouncements. In all, 37 sculptures recovered from the erstwhile grove will be on display.

The animals themselves will return in droves to Versailles, because they never disappeared completely. They live on in the work of the king’s top painters: from Bernaerts, Boel and Le Brun to Desportes and Oudry, many artists produced portraits of these exotic, wild and more familiar animals. As well as paintings, there will be portraits woven by the Gobelins Manufactory plus animals that were dissected, engraved, then preserved at the Academy of Sciences and in the King’s Garden, which is now the National Museum of Natural History. On display will be the skin of the Asian elephant gifted to Louis XV, which was donated to the Pavia Museum by Napoleon, and the skeleton of the very first elephant at Versailles, which was presented to Louis XIV by the king of Portugal and lived at Versailles for 13 years.

The exhibition will focus on the place and role at Court of companion animals to both the royal family and courtiers. Companion animals were present everywhere, enlivening the royal apartments, brightening up the daily lives of children and adults alike, as is evident from many portraits. It is clear that many of the sovereigns, such as Marie Lesczcynska, wife of Louis XV, chose to surround themselves with their favourite animals.

The Court’s interest in the animal world led to greater sensitivity towards animals, in direct contrast to the Cartesian theory of animal-machines. Madame Palatine and, later, Madame de Pompadour, were particularly passionate about them.

https://en.chateauversailles.fr/news/exhibitions/king-animals#the-exhibition